Coincidiendo con mi cumpleaños, este pasado viernes en un marco incomparable como es el palacio Euskalduna de Bilbao, tuvimos la oportunidad que gracias a Addvalora y su decimoquinto aniversario desde su fundación de poder disfrutar de ponencias de altísimo nivel.

El día anterior las empresas protagonistas fueron Sener, Itp, Aernnova, Gestamp, entre otros actores del sector público y el siguiente Siemens Gamesa, Acciona Energía, Indar Ingeteam, Grupo Edp, Arcelor Mittal, Corporación Mondragón, Sidenor, Tubos Reunidos, acompañados además de expertos Enólogos que igualmente dieron su particular versión de su sector.

No cabe duda de que Addvalora con su poder de convocatoria, por su proximidad en sus actos, por su cercanía en el trato, tienen ganados todos nuestros corazones, lo cual demuestra los enormes profesionales y mejores personas que forman el equipo.

Singularmente estoy orgulloso de haber colaborado, – como siempre lo he hecho y lo haré por ellos – de igual manera que lo hacen con nuestros clientes, en haber convocado para la clausura a las máximas autoridades de la industria vasca con la presencia de mis dos buenos amigos Eduardo Junkera y Roberto Larrañaga, presidentes de Adegi y Confebask respectivamente.

La tertulia con Vicente Hurtado, Ceo de Addvalora fue cuando menos hay que decir que agradable y relajada, daba la impresión de que se conocieran de toda la vida. Podríamos extraer muchos datos mencionados de crecimientos, pero estos son indicadores que se pueden localizar en las hemerotecas.

Sin embargo, me gustaría trasladar mi personal sensación, subjetiva por mi parte ante el símil que genialmente Eduardo nos brindó y que corroboró Roberto. Alegaba a todo lo que aporta la industria en cualquier ecosistema. Para que una sociedad prospere necesariamente debe de disponer de industrias que, basadas en el talento, que aporten valor añadido en la transformación de las materias primas, generando productos competitivos en el mundo.

Únicamente con esta fuente de riqueza se puede generar sociedades prósperas que tengan servicios de calidad para sus habitantes y que consigan ser un referente además de generar un sentimiento de pertenencia que hace a los países ser grandes.

Quizás en nuestro querido país, por muchas circunstancias diversas, no se valora al empresario como se merece y desde estas líneas quiero romper una lanza a su favor para que entre todos valoremos nuestras empresas y nuestros puestos de trabajo nos permitan estar todos orgullosos en el día a día.

Obviamente el objeto del congreso tiene un marcado origen asegurador y contextualizando nuestra profesión quiero cerrar con dos apuntes.

El primero y que comparto y me permito identificar como seña de identidad de Compitte, es que las empresas y más aún las líderes desean tener a mano, profesionales de confianza, honestos, especializados y que tengan capacidades de innovación ante la demanda de los riesgos actuales.

Y el segundo parafraseando un reconocido ponente Magistrado del Tribunal Supremo, – quienes quizás ahora mismo no tenga la fama que se mereciera, pero que me resisto tremendamente en no confiar en su independencia -, Vicente Magro Servet, apunta en su doctrina….

“Lo acertado hoy en día es que las empresas tengan asegurado la RC de empresas, la RC de directivos yun buen modelo de Compliance. Es el «triángulo perfecto.»”

El maridaje está servido, ahora toca trabajar profesionalmente en la mediación acompañados de expertos como Addvalora a quienes les deseo los máximos éxitos posibles.

Natxo Vadillo – Compitte –

Nota. Imagen propiedad de Leoveranet.