En su himno Fix You, en uno de sus estribillos textualmente lo dicen los buenos de Coldplay.

Es un tema de enorme melancolía que casualmente me lleva a reflexionar sobre la siniestralidad laboral.

Nunca será suficiente tomar todas las medidas a nuestro alcance para evitar irreparables pérdidas humanas.

La implantación y ejecución de una adecuada política en prevención no debe descartarse jamás en ningún escenario industrial.

La coordinación de actividades con la subcontratación es clave y absolutamente imprescindible para minimizar los riesgos.

Verificar que se cumplen adecuadamente todos los hitos, es una obligación inexcusable de la gerencia y aquí más que nunca es absolutamente imprescindible adoptar un seguimiento de cumplimiento normativo que llamamos Compliance.

No se trata de una moda ni mucho menos, se trata de una realidad social, se trata de una visión mucho más profunda del riesgo, de reflexionar continuamente visualizando exposiciones en las actividades al detalle.

Aprovechemos a mejorar ahora que aún estamos a tiempo antes de lamentarnos en lo humano y en lo económico ante el elevadísimo riesgo de sanción que provoca más de una bajada de persiana.

Natxo Vadillo – Compitte –