Nos preocupamos por dar la mejor cobertura  a la cadena de suministro en la subcontratación  de los distintos procesos claves o auxiliares.

  • Selección de proveedores y subcontratas críticos

  • Análisis de los riesgos en el proyecto que inquietan a la industria

  • Retención propia soportando los impactos

  • Transparencia externa mediante seguros y planes de contingencia

  • Homologación seguimiento documental

En Compitte nos preocupamos en hacer las cosas bien, en mejorar la competitividad de nuestros clientes en los escenarios de mercados globales como los actuales y para ello, es fundamental que en materia de coberturas de riesgos, la cadena de subcontratación de los distintos procesos industriales que necesita la empresa tenga adecuadamente cubiertas sus responsabilidades en caso de error o fallo en la producción de los productos o trabajos subcontratados.

Eliminando la incertidumbre económica que un error pueda producir a toda la cadena de producción, de mayor impacto cuanto más sensibles y precisos sean los procesos subcontratados.

Aplicamos una política de máxima transparencia en el análisis de los programas de seguros que tengan los subcontratistas.

Consideramos que es el enfoque más adecuado en la relación mercantil entre los actores y por ello debemos de trasladar la información necesaria para que la cadena conozca de forma oportuna el sector al que suministra sus productos o trabajos, la criticidad de la pieza, la importancia en la calidad de su aportación de valor y en definitiva la estrategia industrial caso a caso de la organización que le contrata.

Por tanto desarrollamos políticas de homologación de proveedores en materia de coberturas de seguro adecuadas, conjuntamente con la dirección de la organización determinando hasta tres tipos de escenarios dependiendo fundamentalmente de la criticidad del trabajo y su repercusión en caso de la incorporación de un producto defectuoso.

Nuestra actuación y especialización durante tantos años en el mundo metal mecánico nos ha permitido conocer la realidad de la industria y los recurrentes e históricos problemas que en el día a día se presentan, lo que nos ha permitido seguir avanzando, en la consolidación más eficiente de nuestros recursos.

Consiguiendo que esta estrategia de acompañamiento a la cadena de suministro de sus frutos inmediatos al disponer de soluciones y capacidades aseguradoras adecuadas a las necesidades del contratista y ajustadas a la capacidad económica de los subcontratistas.

 

Contacto

Si necesita más información sobre las soluciones de Compitte, Cooperación + Mejora, contacte con nosotros

Contacto

Últimos posts del blog

  • 2020 también es llamada una llave fija. 1430 es recordado como el un Seat de la transición, versión de alta gama de su coetáneo 124. 911 es mi número favorito, el grafismo que identifica la obra maestra de todos los tiempos del automóvil. Visto de otro modo, las 20:20 son las horas que aprovecho a cenar, las 14:30 son a las horas que aprovecho a comer y las 09:11 son las horas a las que normalmente arranco mi jornada saliendo de casa. Me estoy haciendo mayor, la verdad. Me he puesto en un modo demasiado analógico para el momento que vivimos, pero es que lamentablemente vamos a añorar lo manual y en muy poco tiempo. No podemos ir en contra de la evolución, eso no es bueno. Está claro que donde no hay evolución hay retroceso, pero de veras que creo que vamos a echarlo mucho, pero que mucho de menos. En esta era que vivimos de la tecnología, donde durante está década veremos asombrosos inventos que ya están ahí como la conducción autónoma, los taxis voladores, la aviación supersónica asequible, el desarrollo de los asistentes domóticos con los robots como uno más de la familia, etc… nos va a llevar inevitablemente a una profunda transformación en el consumo. Veo de un tiempo a esta parte que las ventas on line no dejan de crecer a ritmos de vértigo. Por el contrario, el comercio local, tradicional, de igual manera al mismo ritmo se está cerrando ya que le es imposible competir. Esto conlleva a la despersonalización del servicio. Al abandono de las especialidades. A la renuncia de los artistas, los gremios en general y porqué no decirlo también de los profesionales. No digo yo que no se deba de utilizar la banca digital -yo seré el primero- pero no se debe de renunciar al valor del ser humano, profesional y honesto, todo ello en su justa medida y sabiendo valorar caso a caso su utilización. Por favor no acudas a una tienda local de ropa deportiva, te pruebes una determinada zapatilla, confirmes que te gusta y que te queda como un guante, des las gracias, te marches y a la vuelta de la esquina confirmes el pedido con tu Smart Phone por el mero hecho de ahorrarte apenas unas decenas de euros. Así no vamos a ningún lugar. En internet no te van a asesorar si tu pisada es pronadora, supinadora, neutra o normal. No te van a recomendar con precisión una determinada equipación en función de tu hábito deportivo. Cada cosa a su medida por favor. Piénsalo dos veces antes de darle al ok. Feliz año nuevo y que Dios reparta suerte. Natxo Vadillo – Compitte –
  • Bienvenidos al 2020

Bienvenidos al 2020

  • 15 enero, 2020

  • Una de las acepciones de fantasma, es la visión quimérica como la que se dan en los sueños o en las figuraciones de la imaginación. Llevado a los humanos, un fantasma es una persona envanecida y presuntuosa de las que estoy seguro a la mente te vienen más de una. Lo peor no es que esto pase, sino como yo acostumbro a decir, lo mejor es darte cuenta cuanto antes y así tomar cartas en el asunto con certidumbre. Ahora que entramos en adviento, estamos en el momento más clave de la industria aseguradora, en concreto, en la renovación del grueso de los programas industriales y es aquí donde hay que estar en alerta. ¿Quién lo motiva? Los fantasmas o encantadores de serpientes que tienen por costumbre prometer imposibles con tal de llevarse la tostada. Frivolizar con el seguro es algo que me saca de quicio. Que no se le de la notoriedad que debe de tener en las empresas por algunos desaprensivos que venden a su madre por conseguir la póliza es del todo reprochable. Sólo queda que el sentido común, la prudencia y el saber hacer de algunos que amamos y nos consideramos profesionales, sea escuchada por quienes toman la decisión, antes de cometer errores que nos puedan lamentar a futuro. Natxo Vadillo – Compitte –
  • De nuevo vuelven los fantasmas del seguro

De nuevo vuelven los fantasmas del seguro

  • 11 diciembre, 2019

  • La que se avecina

La que se avecina

  • 11 noviembre, 2019

No, hoy no
vengo a hablar de la cómica serie televisiva, hoy que me he […]