En su carta fechada el 11 de octubre, alude al artículo 12 de la Ley 50/80, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, como consecuencia de la gravísima agravación del riesgo producida por los acontecimientos ocurridos recientemente en Cataluña.

Continúa, singularmente la suspensión mediante providencia del Tribunal Constitucional, publicada en el Boletín Oficial del Estado con fecha 13 de septiembre de 2017, de la Ley 20/2017, de 8 de septiembre, de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la Republica.

¡Ojo al dato! ¡Aviso a navegantes! La inseguridad jurídica que estamos viendo, ante las decisiones que lamentablemente se adoptan unilateralmente, no sólo afectan al éxodo mayoritario de las principales empresas, sino que además como estamos comprobando tienen sus consecuencias incluso en la transferencia de riesgos.

Completamente legal la decisión de la aseguradora, catalana donde las haya, donde obviamente me consta que ha sido una decisión controvertida, nos ayuda a insistir como lo hacemos hasta la saciedad en Compitte, ante la precaución que debemos de mantener permanentemente de tener actualizado e informada la actividad, notificar las agravaciones de los riesgos para tener amparo.

Natxo Vadillo – Compitte –