La vida vuelve a ser de nuevo cruel, francamente cruel, con una persona joven, maravillosamente buena, excelente profesional, gran amigo, afable, divertida, amante de la ayuda permanente, no tengo palabras para expresar mi sentimiento para con mi querido primo Álvaro Vadillo.

Hace un año que le dieron la noticia. Ha luchado como nadie, no lo ha logrado, pero hasta el final ha sido todo un ejemplo.

Nos ha dejado un legado impresionante, una forma de ser y entender la vida positiva hasta el final que es digna de la mayor consideración.

Suerte que hemos disfrutado de el y de su genialidad que nos obsequiaba con su creatividad más absoluta.

Tenía siempre ese don, hacia fácil lo difícil.

Quienes te queremos vamos a hacer lo posible para seguir disfrutando de momentos vividos de los que me comprometo desde ahora de poder presumir.

Que Dios te bendiga.

Natxo Vadillo – Compitte –