Quienes tenemos el gusto de conocer a su fundador, quizás un hombre testarudo al inicio, pero que más tarde cuando lo vas tratando y se va abriendo puedes apreciar la gran persona que es, grande de corazón y comprensivo con los suyos. Cuando este atributo además te hace sentir aún cuando seas de fuera, al haber logrado el estatus de proveedor de confianza, únicamente te queda agradecerlo como en este sentido quiero plasmar hoy en nuestro blog en atención a nuestro protagonista, Alberto Ortiz de Mendibil y su afamada empresa Metraltec.

Y es que como en la mayoría de las ocasiones que te encuentras a un veterano emprendedor, me encanta apreciar su trayectoria y sabiduría. Hecho así mismo, forjado a mano, imprime un carácter muy particular en su política de gestión y merece mucho la pena escucharle por sus más que sabios consejos.

Ahora sus hijos y en particular Iker, toma el relevo en esta transición de la industria familiar que muchos de ello sabemos. De nuevo forjado a imagen y semejanza, a mano, poco a poco, con formación y desde abajo a pie de máquina y a la altura del atril que por delante le pongan, será un gran sucesor y un trabajador incansable en el logro que persigue con su política de gestión de calidad.

Deseo resaltar este aspecto que ha hecho a Metraltec una gran empresa, reconocida en este mundillo de la aviación como de las mejores en el país y donde además como muy pocas integran diferentes tecnologías.

Me permito resaltar por que así lo veo y lo aprecio, muy por encima de lo que un papel que soporta todo, su ADN que dice así…

“Mediante el trabajo en equipo hemos logrado consolidar a la empresa como una de las mejores proveedoras en su zona en la fabricación, conformado, tratamiento superficial y montaje de componentes para el mercado del sector aeronáutico principalmente, así como para el resto de los sectores en los que forma parte.”

 “Todo el personal de Metraltec debe de ser consciente de la criticidad de los productos que fabricamos, de las exigencias del sector y de que cualquier discrepancia en los productos fabricados podría en una mayor o menor posibilidad provocar un siniestro en un avión civil o militar.”

 “Es por ello que la dirección de Metraltec, se compromete y exige a todo el personal de la organización al cumplimiento de todos los requisitos legales y normativos concernientes a la actividad que desarrollamos.”

 “La filosofía principal de Metraltec, es la filosofía de trabajo basado en la prevención, el autocontrol como objetivo principal hacia los cero defectos y que todo el personal sea consciente del compromiso hacia la mejora continua de los procesos de la empresa y del sistema de la calidad con el objetivo de conseguir la plena satisfacción de los clientes…”

Conociendo el paño, se de sobra que no se trata de expresar en un papel que lo soporta todo un ideal, sino que en este caso puedo dar fe y lo doy, que estamos ante un ejemplo que hay apreciar.

La genialidad en lo técnico, en los procesos y el dominio de los materiales y sus comportamientos que ha desarrollado Alberto durante su carrera profesional, con singulares inventos incluso, hace que demuestre en estas líneas mi compromiso personal para con el y su equipo, y desde luego se merezca este humilde reconocimiento, sabiendo además que su sucesor además mejorará aún más impecable imagen.

Natxo Vadillo – Compitte –