Particular visión de Eduardo Junkera, empresario de éxito, ejemplo del saber ser y saber hacer, admirado en su sector y por un servidor, en la conferencia que magistralmente ofreció en los premios Toribio Echeverría que todos los años se otorgan en la localidad armera de Eibar.

Extracto a continuación las claves del ponente.

El perfil del potencial mejor emprendedor tiene que cumplir al menos nueve características;

1) Tiene que tener competencias, conocimiento y oficio sobre el tema a emprender.

2) Tener acceso a las oportunidades de todo tipo como cambios tecnológicos por ejemplo.

3) Conocer el mercado al que se orienta. Dónde vamos a vender, dónde vamos a comprar.

4) Dominar las normativas y distintos aspectos de índole legal que afectan a la actividad.

5) Disponer de financiación. Razonablemente debe de tener una previa solvencia.

6) Capacidad crediticia ante entidades financieras, clientes, proveedores y administración.

7) Capacidad de asumir riesgos.

8) Disponer de cobijo ante las dificultades. Si formas parte de un grupo mejor.

9) Y capacidad relacional y de acceso a la información.

En opinión del autor, esta visión se refiere al emprendedor como la EMPRESA distinto al hasta ahora conocido concepto del autoempleo. Así por tanto se considera que potencialmente cualquier empresa tiene capacidad de ser un emprendedor, siempre y cuando se disponga de personas que se les pueda sacar toda su capacidad ya que son personas implicadas. Personas que tengan posibilidad de poder pararse a pensar en cómo mejorar y no estar absolutamente inmersos en el día a día.

Ahora bien, además la empresa debe de tener en su ADN cinco elementos claves dentro de sus valores que son el inconformismo, visión, estrategia, capacidad de asumir riesgos y ser capaces de identificar y aprovechar las oportunidades que pasan en la vida.

La gestión de la dirección de la organización, claro está que tiene que ser capaz de motivar al equipo, alinearlo a la estrategia y aprovechando al máximo los rolles o competencias personales de cada individuo.

En consecuencia el mejor emprendedor es la empresa, que en opinión de Eduardo Junkera y como paradigma de la renovación en la gestión debe de tener cuatro postulados.

1) La empresa no es del empresario. Enterremos el tradicional protagonismo del fundador que gestiona desde el poder en su atalaya.

2) Debemos contratar a quien puede quitarnos el puesto de trabajo. Se trata de tener una empresa más competente y competitiva y para ello hace falta tener talento.

3) No utilizar el I+D+i en vano. No conviene desaprovechar el tiempo siendo esta herramienta una de las claves de la mejora real y continua.

4) Compartir el conocimiento te hace más sabio. A este respecto, al final de su ponencia menciona una cita que es del todo concluyente;

“Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana, e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas”.

Magistral. Gracias Eduardo.

Natxo Vadillo – Compitte –

Para ver ponencia completa, pinche aquí.