Da gusto ver iniciativas como la protagonista de hoy, donde se entierran las hachas de guerra y sin parangón en mucho tiempo, todos a una, con independencia del color político al que cada cual sintoniza.

Miranda de Ebro, un enclave geoestratégico del norte de España, donde un colectivo de notable reputación económico social piensa en grande para llegar lejos.

Con una puesta en escena sin complejo alguno, con Ernesto Sáez de Buruaga como regidor del evento, el pasado 24 de octubre disfrutamos de una jornada que quedará en la retina de más de uno.

Desde aquí en este humilde post queremos ayudar a que no quede en un bonito recuerdo, sino que sea en unos meses una realidad de crecimiento económico y social.

Recuerdo que Alex Rovira en su ponencia magistral nos habló de cómo evolucionará el mundo de aquí al año 2050, donde se giran los centros de actividad económica mundial, hacia un escenario jerárquico siguiente; China, India, Usa, Indonesia, Brasil, Rusia, México, Japón, Alemania y UK.Vietnam, Filipinas y Nigeria serán los países con mayor crecimiento demográfico mundial.

Nos dio una serie de claves adicionales como para evolucionar en los negocios, la mayor esperanza de vida de la población hace pensar en actuar hacia productos y servicios de mayores.

La captación del talento hacia equipos de alto rendimientos con ética. Donde en una primera fase funcionan en base a respeto, confianza, compromiso y realización. Pasando a un segundo escenario donde se admiran y ponen en marcha el comportamiento imitativo y finalmente en un tercer roll, pasan a quererse, donde la dialéctica y los valores crean valor. De ahí la ética como clave esencial.

Ética que tiene que ser un paradigma, una seña de identidad, un referente para la cultura de la ciudad y de sus habitantes, divulgando al mundo que aquí se trabaja y se hace con honra y en beneficio de la sociedad.

Digitalización, nuevos materiales como el grafeno, la nanotecnología, el turismo de los países emergentes al hemisferio norte, la ecología, son los nuevos hitos a donde tenemos que ir.

Antonio Garrigues, adorable persona, de gran talla en el mundo jurídico fue quizás el ponente que en lo emocional mejor llegó al público, ni que decir del femenino, tantas veces maltratado. Su visión igualmente fue en orientación a la cultura industrial quedando latente en el ambiente su reseña de la presentación. “Los directivos españoles y europeos tendrían que aprender que una cosa es competir y otra hacer lo que sea para salir adelante. Las empresas que operan con principios responsables son las que prevalecen”.

Pero para mi el más claro ejemplo de quien puede decirse hace más el que quiere que el que puede, sin lugar a duda es Ginés Clemente. Todo un ejemplo de emprendedor que en 40 años de profesión ha creado un modelo a seguir de empresa, una empresa que nació en Miranda y que hoy en día es un referente mundial en la aviación.

Quizás fue el mensaje más evidente del futuro a la juventud ya que los sueños son sumamente importantes, porque nada se hace sin antes imaginarse.

Enhorabuena a Miranda Empresas y todos sus colaboradores que harán posible que todo un pueblo tenga su lugar en el mapamundi industrial.

Natxo Vadillo – Compitte –