En una semana en este mundo se contagian cientos de miles de personas de malaria y cientos de miles de millones de horas dedicamos los habitantes de este mundo a jugar con distintos dispositivos electrónicos.

Investigadores Españoles han tenido la brillante idea de unir ambos mundos, creando un juego, para ayudar a diagnosticar la malaria localizando por el usuario el parásito que infecta la sangre.

Un microscopista puede tardar más de 20 minutos para diagnosticar contando los parásitos de una muestra. Los jugadores de Malaria Spot son los cazadores de malaria, que uniendo los distintos resultados, dan en tiempo real diagnósticos precisos ayudando por tanto a la humanidad.

Asombroso ¿verdad?. De igual manera, mediante esta técnica,  podemos ayudar al diagnostico de otras enfermedades, analizando imágenes médicas, por ejemplo, localizando el bacilo dentro de un esputo que provoca la tuberculosis, observando la imagen de una retina para evidenciar la diabetes de un individuo en otro caso.

Otros proyectos sanitarios,  también utilizan las nuevas tecnologías como Eas, en El Perú, que a través de una red Wifi que vía radio han instalado en la selva, pueden analizar imágenes, escuchar por radio los sonidos del pecho que transmite un estetoscopio o dar indicaciones a distintos auxiliares médicos sobre una ecografía en concreto del vientre de una parturienta.

Así por tanto se evitan los riesgos que los pacientes tienen que atravesar a más de diez horas de navegación por caudalosos ríos hasta el centro de salud más próximo y  se reduce enormemente el porcentaje de la mortalidad en la gestación y los riesgos al feto.

Por favor, PÁSALO.

Natxo Vadillo – Compitte