Se habla últimamente de que en términos macroeconómicos ya estamos saliendo de la crisis. Las fuentes son diversas, en algunos casos mencionan una mejoría pírrica, pero mejoría del consumo doméstico, en otros de una contención de la destrucción de empleo, así sucesivamente en función de a quién se le pregunte.

En términos industriales a mi juicio hay que observar el consumo de la maquina herramienta, sector que por otra parte es nuclear en el producto interior bruto de comunidades autónomas como Euskadi.

Al cierre del ejercicio 2013 las cifras aproximadas son las siguientes; 1.402 millones de euros de facturación, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al año anterior. Estos datos son relevantes teniendo en cuenta que más del 82% de la demanda procede del exterior siendo nuestros principales mercados a la exportación Alemania, China y Francia.

Danobat al final del año pasado comunicó un enorme contrato conseguido en las Antípodas de entorno a 103 millones de ventas.  Indicadores como este son muy importantes, ya que en esta industria, donde el periodo de maduración entre la firma inicial y la entrega del bien de equipo ronda la anualidad, debe de tenerse en cuenta ya que son magnitudes a evaluar, esto es, la facturación y por el contrario la captación de pedidos.

El músculo y el prestigio de la tecnología que fabricamos en España con reconocimiento a nivel mundial, viene dado del giro en el negocio, ya que de hacer máquinas que hacían determinadas piezas, se ha pasado a centrarnos en lo que el cliente necesita para fabricar su maquina a medida.

El 2014 será un año clave para detectar definitivamente el ansiado crecimiento de la economía, el sector de la maquina herramienta tiene un logro latente que es crecer en su posicionamiento en Europa y Norte América, habida cuenta la previsible ralentización de China y la incógnita del resto sureste asiático.

Si vamos por la línea de la innovación, con el compromiso y rigor que nos caracterizan, a buen seguro que los resultados serán positivos, por lo que volveremos a tomar el pulso dentro de un año mirando hacia esta apasionante industria.

Natxo Vadillo – Compitte –