La facturación consolidada del sector aeroespacial español registró tasas de crecimiento del 9,6% en 2012 y del 8,8% en 2013, evolución que permitió alcanzar en el último ejercicio la cifra de 8.325 millones de euros, según informa DBK, filial de Informa D&B (Grupo CESCE). El subsector aeronáutico experimentó tanto en 2012 como en 2013 un crecimiento de alrededor del 10%, situándose en 7.600 millones de euros en el último año. Las tres cuartas partes de esta cifra correspondieron al segmento de aeronaves y sistemas.

El segmento civil alcanzó en 2012 una participación del 51% de la facturación agregada de la industria aeronáutica, superando al segmento militar por primera vez en cuatro años. Por su parte, el valor de las exportaciones representa ya en torno al 80% de la facturación consolidada de la industria aeronáutica.

Tras incrementarse un 2,4% en 2012, los ingresos del subsector espacial retrocedieron un 1,6% en 2013, cifrándose en 725 millones de euros. Las exportaciones en este subsector suponen más del 70% de la facturación.

El volumen de negocio de las empresas de la industria aeroespacial se estima que registre, una vez analizados los datos de 2014, un crecimiento de alrededor del 7%, manteniéndose la tendencia al alza de los últimos años, que dará lugar a una cifra en torno a los 8.900 millones de euros, el doble que en 2007.

Las favorables perspectivas de las principales constructoras de aeronaves respecto a la evolución de los pedidos, el buen comportamiento previsto en el tráfico aéreo a escala mundial o la remotorización y el diseño de nuevos aviones con menor consumo de combustible son algunos de los aspectos que incidirán positivamente en la industria aeronáutica en los próximos años. Por su parte, a corto plazo el subsector espacial español se beneficiará del previsible incremento del presupuesto destinado a la Agencia Espacial Europea (ESA), ligado al desarrollo del nuevo programa Ariane 6.

Los datos del informe constatan que el subsector aeronáutico se encuentra compuesto por alrededor de 350 empresas, las cuales cuentan con algo más de 500 centros productivos y generan un volumen de empleo superior a 38.000 personas. En torno al 70% de los empleados del sector aeronáutico se encuadran en el área de producción, mientras que el 16% se dedican a la actividad I+D. En el subsector espacial operan una treintena empresas, que cuentan con cerca de 3.400 trabajadores.

Asimismo, el sector aeroespacial presenta un alto grado de concentración, de forma que los cinco primeros operadores absorbieron en 2013 el 64% del volumen de negocio agregado, mientras que los diez primeros reunieron cerca del 80%.

Fuente: Interempresas Técnica y Tecnología para la Industria Aeronáutica