Qué lástima, cómo de desesperado hay que estar, para amputarse una mano y simular un accidente para cobrar del seguro.

Esta semana hemos conocido la noticia de un hombre que ha sido condenado a tres años de cárcel por cortarse la mano para estafar al seguro.

Este individuo, de profesión agricultor de Castellón, simuló un accidente después de la pérdida de la mano para poder cobrar de ocho compañías aseguradoras.

Además de entrar entre rejas tiene que devolver los más de 335.000 € que ya había conseguido recaudar indebidamente de tres de las ocho compañías.

El Tribunal Supremo lo ha tenido claro y ha condenado de forma ejemplar ante este lamentable y execrable suceso.

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones en Compitte, desde la Patronal aseguradora Unespa se hace un riguroso seguimiento de todos los casos con indicio de delito.

Reconozco que en muchas ocasiones las compañías tienen comportamientos austeros limando allí donde puedan para disminuir las indemnizaciones, ahora bien, provocar el fraude a este nivel o incluso con terceros no legitima a nadie ni mucho menos conseguiremos con estas acciones la confianza de muchos y honrados aseguradores.

Natxo Vadillo – Compitte –