Según la organización más de 40.000 visitantes han pasado por los distintos stands de la feria más carismática de la máquina herramienta en el sur de Europa y desde luego la más importante en el país.

Este sector se suele usar como termómetro de la confianza de la economía a medida que se van cerrando notables acuerdos de inversión en tecnología puntera.

En unos meses veremos ratios y gráficas de la evolución que AFM seguro que nos aportará.

En mi humilde opinión creo que cerramos un ciclo de un semestre complejo donde no había alegría en la toma de decisiones.

Muchos achacan a este parón a la situación política de la nación con la incertidumbre de si puede haber un cambio radical de gobierno.

Otros como es mi caso creo sinceramente que quizás el argumento anterior puede retrasar decisiones de inversión del extranjero, internamente no había entusiasmo y por tanto no se invertía en tecnología, simplemente por que ya hemos pasado la crisis, las empresas están creciendo con cierta timidez pero creciendo y por tanto se avanza con los medios instalados y no se encontraba el momento de la inversión.

Ahora después de esta excelente feria que aprovecho a felicitar a la organización y después de la presencia notable de compradores y con los cierres confirmados, creo que por fin estamos en la senda de la recuperación industrial.

Enhorabuena a todos por los éxitos y gracias a las empresas que se animan a seguir equipándose para ser más competitivos.

Para Compitte ha sido un momento de realizar benchmarking y ganar así mayor confianza en la innovación aseguradora que en breves semanas lanzaremos al mercado.

Natxo Vadillo – Compitte –