Más claro y breve no se puede decir mejor. La comunidad científica española, avalada por 55 sociedades, firman este manifiesto como aviso a navegantes ante la pasividad y el enfrentamiento constante de la clase política que evidencia su desastrosa gestión.

De vencer a la pandemia a volver a confinar, hay un mundo de opciones que, si a lo mejor hubiéramos gestionado las cosas con un comité de expertos “real”, sin engañar con la afamada demagogia nacional otro gallo cantaría.

Además de lo dramático que está siendo en muchas familias, no menos exasperante es en el mundo económico. Vivir con incertidumbre es nefasto para el dinero. Ver permanentemente como las autoridades de uno u otro bando se echan en cara los trapos sucios desde luego no genera confianza y difícilmente atrae a la inversión extranjera ni a sus súbditos que falta hacen en nuestras impresionantes costas.

Hablo todos los días con decenas de clientes industriales y todo el mundo está exactamente igual, todo el mundo está asqueado. Ya está bien por favor de hacer de su capa un sayo.

¿Alguien me puede decir si ha escuchado hablar de densidad de población? Únicamente se mencionan indicadores contagiados por cada cien mil habitantes y digo yo… ¿no sería más acertado hablar de todo ello ponderando la densidad?

Desde luego que cierto es… “quien sabe lo hace y quien no, lo enseña”.

Natxo Vadillo – Compitte –