En el sur de España tenemos desarrollos que son asombrosamente líderes en sus ramos a nivel mundial y otros que lamentablemente no quieren evolucionar.

La iniciativa privada al contrario de lo que ocurre en otros países del mediterráneo como Italia por ejemplo, no tiene un peso estratégico claro en el fomento para el desarrollo industrial y si que existe un enorme posicionamiento de la iniciativa pública para avanzar en los proyectos de este enclave estratégico.

Industrias líderes como el aeronáutico en Sevilla y Cádiz preferentemente, Campo de Gibraltar en su geo localización de logística y energía donde en una comarca que viven entorno a 300.000  habitantes aportan un porcentaje al Pib regional cercado a los dos dígitos, aún nos encontramos por el contrario con enormes desigualdades en transporte de mercancías por ferrocarril, por ejemplo.

Al norte justo de la región autónoma La Carolina, localidad que ya abraza y saluda a los Castellanos demuestra con sus políticos al frente, que es un enclave absolutamente determinante en el eje trasversal Madrid – Sevilla pudiendo competir con la máxima tecnología aportando capacidades productivas de primer nivel a las empresas tractoras nacionales.

Recomiendo visitar su web para con el fomento y organización del primer encuentro B2B de cooperación empresarial de este ayuntamiento.

Por el contrario existe un enorme pesar aún por dar la vuelta a la tortilla. Existe una gran cantidad de población que sigue siendo un lastre para avanzar y mejorar. Son estómagos agradecidos que no colaboran, no ayudan en absoluto a cambiar la imagen que los emprendedores de aquellos lares se afanan en cambiar y además se jactan de presumir sobre su permanente fraude fiscal y social.

Es absolutamente despreciable encontrarse aún en el siglo XXI con toda la retahíla de fraudes en lo público y más aún personas que lo siguen justificando en sus comentarios y en sus hechos.

Si no somos capaces los ciudadanos en dar ejemplo, en estar al abrigo de iniciativas como las mencionadas, la verdad no me sorprende que seamos líderes en corrupción.

Eviten por favor en mi presencia de presumir de lo que NO hay que presumir que no lo pienso consentir ni un segundo más.

Por el contrario, esfuércense como muchos de ustedes y nosotros lo hacemos para generar un país digno y orgulloso de sus empresas y tecnologías.

Natxo Vadillo – Compitte –