valores de la sociedad

  • 2020 también es llamada una llave fija. 1430 es recordado como el un Seat de la transición, versión de alta gama de su coetáneo 124. 911 es mi número favorito, el grafismo que identifica la obra maestra de todos los tiempos del automóvil. Visto de otro modo, las 20:20 son las horas que aprovecho a cenar, las 14:30 son a las horas que aprovecho a comer y las 09:11 son las horas a las que normalmente arranco mi jornada saliendo de casa. Me estoy haciendo mayor, la verdad. Me he puesto en un modo demasiado analógico para el momento que vivimos, pero es que lamentablemente vamos a añorar lo manual y en muy poco tiempo. No podemos ir en contra de la evolución, eso no es bueno. Está claro que donde no hay evolución hay retroceso, pero de veras que creo que vamos a echarlo mucho, pero que mucho de menos. En esta era que vivimos de la tecnología, donde durante está década veremos asombrosos inventos que ya están ahí como la conducción autónoma, los taxis voladores, la aviación supersónica asequible, el desarrollo de los asistentes domóticos con los robots como uno más de la familia, etc… nos va a llevar inevitablemente a una profunda transformación en el consumo. Veo de un tiempo a esta parte que las ventas on line no dejan de crecer a ritmos de vértigo. Por el contrario, el comercio local, tradicional, de igual manera al mismo ritmo se está cerrando ya que le es imposible competir. Esto conlleva a la despersonalización del servicio. Al abandono de las especialidades. A la renuncia de los artistas, los gremios en general y porqué no decirlo también de los profesionales. No digo yo que no se deba de utilizar la banca digital -yo seré el primero- pero no se debe de renunciar al valor del ser humano, profesional y honesto, todo ello en su justa medida y sabiendo valorar caso a caso su utilización. Por favor no acudas a una tienda local de ropa deportiva, te pruebes una determinada zapatilla, confirmes que te gusta y que te queda como un guante, des las gracias, te marches y a la vuelta de la esquina confirmes el pedido con tu Smart Phone por el mero hecho de ahorrarte apenas unas decenas de euros. Así no vamos a ningún lugar. En internet no te van a asesorar si tu pisada es pronadora, supinadora, neutra o normal. No te van a recomendar con precisión una determinada equipación en función de tu hábito deportivo. Cada cosa a su medida por favor. Piénsalo dos veces antes de darle al ok. Feliz año nuevo y que Dios reparta suerte. Natxo Vadillo – Compitte –
  • Permalink Gallery

    Bienvenidos al 2020

Bienvenidos al 2020

Feliz Navidad y Próspera Década Nueva

El hombre que adoraba el verano, murió en agosto

Lamentablemente el octavo del este mes nos dejó. Parecía un vaticinio, pero el quería despedirse y así lo hizo de un servidor semanas antes, así como acercarse a la rivera del mediterráneo para disfrutar de sus últimas horas al sur.

Disfrutaba como un chiquillo de los mínimos rayos de sol disponibles en sus tiempos libres. Tiempo que se organizaba meticulosamente para atender a todos sus quehaceres.

Mientras estaba en activo, informado y al día no sólo de sus cambios legislativos, sino de su entorno económico, político y social. Atendiendo a su […]

Emilio de Ybarra un bilbaíno con mayúsculas

Desde su fallecimiento hace ya una semana, he leído numerosos artículos realizados por reputados autores, donde subrayan su inestimable ayuda durante la segunda mitad del siglo XX a la industria y la economía del país. 

No cabe duda de que el señor Ybarra ha representado la máxima categoría de un gran banquero que supo anticiparse a su tiempo con una evolución y estrategia empresarial enorme.

Sin embargo, quiero aprovechar este humilde homenaje para a su vez dedicarles unas líneas a todos aquellos industriales nacidos en la capital del mundo que es […]

¿Cómo ser referente en medio de un lodazal?

No es extraño anhelar arcos triunfales y verdes praderas. Sin embargo, me temo que a menudo sentimos haber perdido el trébol de cuatro hojas entre las paradojas cotidianas. El río que nos arrastra entre rocas que van erosionando nuestra resistencia a la frustración. Cual Alonso Quijano estamos dispuestos a “desfacer entuertos” y batirnos en duelo contra gigantes para luego acabar mordiendo el polvo bajo aspas de molino.

El amor cortés queda para los oasis literarios donde evadirse de la actualidad prosaica. No obstante, aún quedan caballeros andantes que representan un […]