Si buscamos en Wikipedia lo que ellos definen como empresa de servicios nos dicen lo siguiente:

  • Un servicio es un conjunto de actividades que buscan responder a las necesidades un cliente.
  • Los servicios incluyen una diversidad de actividades desempeñadas por un crecido número de funcionarios que trabajan para el estado (servicios públicos) o para empresas particulares (servicios privados).
  • Entre estos pueden señalarse los servicios de: electricidad, telefonía, internet, sanidad, asistencia social, etc…
  • Se define un marco en donde las actividades se desarrollarán con la idea de fijar una expectativa en el resultado de éstas. Es el equivalente no material de un bien.

Esto es lo que yo llamo ir hacia un nuevo paradigma, dícese ejemplar.

Que una empresa de la talla de Burdinberri, tengan dentro de su visión estratégica algo tan potente como considerarse una empresa de servicios, dado que su orientación es satisfacer las necesidades de sus clientes de forma permanente, continuada en términos de acompañamiento a sus estrategias, comprometida en el plazo y en el resultado técnico, dice mucho de ellos.

El reto de conseguir un producto propio no es banal para esta empresa, ahora bien, mientras no den con la genial idea que les encumbre en un determinado sector, no cesarán en su idea de tener una trazabilidad asombrosa con unos resultados excepcionales.

Quizás tendríamos que pararnos a reflexionar desde nuestro taller, si esta es una misión que tendríamos que imitar.

Natxo Vadillo – Compitte –