Compitte navega orzando ante la evolución económica. Hemos cumplido nuestro tercer año y la definición náutica de orzar nos viene genial. Según la RAE su significado es “inclinar la proa hacia la parte de donde viene el viento”.

Esto no es ni más ni menos el resumen del 2015 de nuestra actividad. Hemos continuado trabajando todos los días en contra del gélido viento negativo, desilusionante, desmotivador, asquerosamente corrupto que la sociedad y el entorno nos transmitía derrochando ilusión, fuerza, pasión y optimismo por todos y cada uno de los poros de nuestra piel.

Eso se nota en el grado de satisfacción de la clientela, que una vez más, el 100% de la cartera de Compitte ha confiado en nosotros, renovando íntegramente todos sus programas. Sinceramente lo primero que tengo que dar las gracias es a todos y cada uno de los clientes ya que este indicador es todo un honor y un lujo hoy en día, que no hace más que motivarnos aún más.

Incorporamos un nuevo eslogan a nuestro logo que decimos “dinos lo que te inquieta que daremos solución a tus riesgos”. Este Adn que forma uno de los pilares esenciales de Compitte, quizás será el segundo atributo más valorado por las empresas. Es cierto que se puede innovar y es esencial hoy  en día y más al nivel de estrategia que tienen nuestros clientes en su crecimiento, especialización, internacionalización entre otros retos. Por eso las personas que componemos Compitte nos esforzamos en escuchar, una escucha activa que no tiene otro fundamento que la mejora.

En términos comerciales y de evolución de negocio, siguiendo con nuestra especialización al sector metal mecánico, nuestro posicionamiento en aviación es clave habiendo consolidado las relaciones con los Cluster aeronáuticos del país donde hemos realizado sucesivas ponencias a los colectivos interesados, construido soluciones altamente demandadas que forman parte de nuestra carta a los Reyes Magos. Hemos avanzando muy significativamente en Andalucía habiendo logrado la confianza ya del 25% del mercado aeronáutico nacional dentro del target de empresas al que nos dirigimos.

Una derivada de nuestra especialización y de nuestro origen vasco es el importante y significativo avance en el sector de la maquina herramienta, donde poco a poco estamos logrando también un importante grado de penetración, fruto del reconocimiento del sector en nuestra innovación.

Cuantitativamente hablando en términos interanuales seguimos creciendo más de 500.000 € en primas netas, donde el peso del ramo de responsabilidad civil ocupa un lugar destacado del 80% respecto a daños.

Para el 2016 seguiremos creciendo significativamente en este ramo y más aún con la nueva ilusión que tenemos en cuanto a la cadena de suministro, aún cuando se avecinan inflaciones significativas en el ramo de daños fruto del mal resultado que el sector asegurador tiene y de la evolución de la economía abandonando la larga crisis.

La intensidad permanente de contacto que en Compitte mantenemos día a día no es más que el esfuerzo de Sara Carmona en esta labor, persona a la que le agradezco desde aquí todo lo que hace por la empresa y por un servidor, dando además ese toque femenino y una opinión más serena y sensata en la gestión que desde luego los números avalan.

La postventa de la Correduría partner CSS liderada por Alex Alonso y su equipo es un tándem perfecto para que el servicio sea de una excelente calidad. Así que también gracias chicas, gracias Alex por todo lo que hacéis por nosotros.

En definitiva y para finalizar el equipo de aliados a Compitte encabezados por Jesús Castaño, los Cluster, los clientes que nos promocionan y las personas que conforman Addavalora en su excelente gestión del siniestro, no hacen más que ayudar a conseguir los resultados que en nuestro tercer año son excelentes habiendo conseguido ya prácticamente nuestro sueño de alcanzar 100 clientes.

Muchas gracias a todas y todos por todo.

Natxo Vadillo – Compitte –