Llevamos tiempo insistiendo en ello y nunca cesaremos de intentarlo.

Mira si Telefónica tiene medios y departamentos inmensos en ciber seguridad y la evidencia ha sido contundente.

Nadie está a salvo de un ransomware. Es más, a nuestro juicio hoy por hoy es la principal amenaza de las empresas.

Los ciber delincuentes no tienen escrúpulos de ningún tipo y atentan contra las grandes, medianas y pequeñas empresas.

Te pueden extorsionar, secuestrarte, manipular tu tecnología IT y OT -esto es datos y maquinas- comprometerte con terceros, divulgar datos confidenciales personales y técnicos, vulnerar la confidencialidad a la que contractualmente estás atado, difundir tu know how, etc…

El robo tradicional es de cuatreros de medio pelo, el robo hoy se hace desde un teclado aquel que tiene conocimiento y una mente perversa.

Las guerras en el futuro serán cibernéticas, los estados lo saben y se preparan para ello.

Y lo peor de todo es que no podemos retroceder a la era analógica, eso es impensable, nos llevaría al ostracismo más rancio.

Ante esta amenaza no cabe otra que presupuestar en nuestras cuentas de explotación anuales partidas para protegernos en dos sentidos, el primero contratando empresas especialistas en ciber seguridad y el segundo asegurando además estos riesgos.

Hoy en día el mercado asegurador ya está preparado para dar soporte, pero ojo, como en todo en la vida hay seguros y seguros, hay compañías y compañías y hay mediadores y mediadores.

Haber logrado una especialización y diseñar un adecuado programa no es sencillo, consúltenos no lo dejemos para mañana lo que puedas hacer hoy.

Natxo Vadillo – Compitte –