Dice Wikipedia que un alérgeno es una sustancia que puede inducir una reacción de hipersensibilidad alérgica, en personas susceptibles que han estado en contacto previamente con él.

Esta reacción de hipersensibilidad involucra el reconocimiento del alérgeno como sustancia “extraña”, ajena al organismo en el primer contacto. En exposiciones posteriores, el sistema inmunitario reacciona a la exposición de forma excesiva, con la liberación de sustancias que alteran la homeostasis del organismo, lo que da lugar a los síntomas propios de la alergia.

Generalmente esta hipersensibilidad está predispuesta genéticamente en algunos individuos o familias.

Si bien es cierto que este palabro de una parte hasta ahora nos es más conocido por las cartas de los restaurantes y su simbología jeroglífica, – que, dicho sea de paso, ayuda a los humanos con alergias gástricas – a mi me produce una anomalía en mi estado de salud brutal, cuando veo abusos de poder cuando alguien tiene la posición dominante en un mercado o una industria.

Qué asco más horroroso vemos de forma permanente en mi sector, de las malas praxis que la banca seguros de forma consciente sigue haciendo con el consumidor y lo que aún es peor, de aquellos que se hacen llamar profesionales que son reclutados por grandes imperios de la mediación y que procuran captar negocio con promesas que saben de sobra que son inverosímiles.

Si en el mundo Compliance se motiva mediante un canal de denuncias para poder así prever el delito, en mi sector altamente regulado, lamentablemente carece de canales prácticos para poder así defender los derechos de los consumidores y poder sancionar a quienes mienten por llevarse como fuera una operación.

Desde aquí procuramos ser siempre un ejemplo, adelantándonos a los acontecimientos, reconociendo el error en el primer instante y aprendiendo de el, ayudando de verdad a hacer país con nuestros productos y servicios. Seguiremos en esta línea de la denuncia anónima hasta que consigamos la solución eficaz mediante el regulador.

Natxo Vadillo – Compitte –