Nunca se ríe ni se baila suficiente

Nunca se ríe ni se baila suficiente

Nuestros protagonistas de hoy son personas anónimas, seres entrañables que merecen un humilde homenaje, a título póstumo eso si, desde lo más humilde de mis entrañas. Llegadas estas fechas estivales, cuando uno vuelve donde reside el sol, al sur de nuestra piel de...