En Compitte, todos los años escribimos una carta a los Reyes Magos de Oriente en estas fechas tan señaladas.

Como hemos sido chicos buenos, hemos hecho los deberes y hemos aprobado con buena nota, no dejamos de soñar en innovar y así poder ayudar a mejorar a la industria de este país.

Ser selectivos en la suscripción, esto es, saber escoger bien el perfil del cliente al que estamos orientados, valorar adecuadamente sus capacidades tecnológicas, la motivación del equipo humano, su involucración, a su vez a qué sector estratégico está orientado, averiguar sus valores y su experiencia de años, además de otros muchas más variables de índole más subjetivo, no hace más que conseguir unos excelentes resultados en términos de rentabilidad para con el mercado.

Efectivamente esta es la clave. EL MERCADO. Palabra esta que con la crisis se acompaña de CONFIANZA. Y así unidas se dice sobre la CONFIANZA DE LOS MERCADOS.

En términos macroeconómicos, los mercados, se refiere a los especuladores que se aprovechan de las situaciones para comprar más barato para conseguir una mayor rentabilidad futura.

Por el contrario,  en términos aseguradores, la confianza de los mercados, se refiere más a la REPUTACIÓN en el mediador en hacer las cosas mejor que lo que se le espera. Así de esta manera, como ya indicamos en nuestro posts anterior sobre el balance de 2013, no sólo en este negocio es suficiente ganar cuota de mercado, sino que además tiene que ser rentable con una baja siniestralidad.

Si a esto le acompañamos de la HONESTIDAD como valor principal, la reputación no sólo la perciben los mercados sino también la clientela, lo cual beneficia sobre manera a todas las partes y provoca que se pueda soñar en cubrir demandas hasta ahora impensables.

Nos ha costado ocho años sacar adelante un modelo como el nuestro, que cubre muy bien las necesidades tradicionales de seguros, además de las grandes innovaciones como los rechazos tanto accidentales como de no calidad.

Ahora en nuestro laboratorio de I + D + i, donde trabajamos estrechamente los mercados, los clientes, las asociaciones sectoriales y nosotros, durante el 2014 vamos a sacar al mercado con total seguridad, coberturas impensables hasta la fecha que den soporte y tranquilidad a nuestros clientes, cuando se presenta la hora de firmar el ansiado contrato con su tractor, donde le ponen cada día más y más condiciones, con penalizaciones de por medio, riesgos de impago y mil circunstancias condicionantes.

Nuestra carta a los Reyes Magos este año va en esta línea.  Quiero agradecer además la oportunidad que nos dan las empresas cuando nos cuentan sus inquietudes, ya que sin saber las mismas sería imposible seguir innovando.

Natxo Vadillo – Compitte